Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

Entra en mi juego

Andaba ordenando mi armario cuando llamaron al teléfono. Era un chico con voz grave, parecía un locutor de radio. A mí esas voces me ponen bastante y empecé a tontear con él. Me imagino un hombre varonil, alto y fuerte convertido en bailarina de ballet, solo de pensarlo se me humedece el coño. A lo que iba, después del tonteo y decirle varias veces que tenía una voz muy sexy,... acabé dándole mi dirección. ¡Ven a verme! y vino. A los pocos minutos ya estaba tocando a la puerta de casa. Le abrí la puerta en ropa interior y unos taconazos de infarto. Él me miró de arriba abajo y le salió un bulto en la entrepierna. Me fijé antes en su paquete que en su cara. Subí la mirada y era un chico bajito, delgadito, con barba. No te imaginaba así, le dije. Lo cogí de la barba y estiré hacía mí. ¡Pasa! y pasó. Le di un poco de conversación trivial y la seguía bastante bien. Era de conversación rápida, ingenioso y aunque no fuera muy guapo su voz y su chispa me atraían. Quizás estés más guapo sin ba

Entradas más recientes

Alas de gaviota

Retrato de una bruja

Hay que estar limpia

No te muevas

Soy Streamer

Me van los bichos raros

Asaltada en mitad de la calle

Entrenadora

Con actitud

¡Ven! y sígueme