Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

No tengo miedo a la bestia

No tengo miedo a la bestia, repetí una y otra vez mientras me adentraba en la cueva. La bestia no existe, me decía a mi misma cuando oía los gruñidos en el interior.  Yo caminaba casi a ciegas por esos largos túneles, de vez en cuando algún rayo de luz entraba a través de esas piedras. Tenía que conseguir llegar al templo oculto pero el templo estaba guardado por una especie de demonio. Me habían advertido, pero yo no creía en historias de abuelas. Necesitaba llegar hasta allí para coger unos objetos, un cáliz, un libro, y un cráneo. Me había encargado ese trabajo, el objetivo era matar a la bestia. Cuando me lo encargaron, me reí, era dinero fácil. Contrataban una asesina para matar un ser inexistente, me pareció el mejor de los trabajos, solo tenía que entrara en esa cueva y coger las tres cosas que me habían pedido. Pero conforme iba entrando, algo helaba mi interior. Unos aullidos venían de la oscuridad, el ambiente estaba cargado y la muerte se podía oler en el aire. Llevaba una …

Entradas más recientes

Salidas nocturnas

No te fíes

Iba a salir a correr... y me lié

Se me fue de las manos

Perdidos en el espacio

Cambios y recambios

El Casting

Sin esperas

Recuerdos del verano

Sáltandote la dieta